Primeros 1000 días


El Ministerio de Salud de la Provincia del Neuquén garantiza las leyes provinciales 2785 y 2786 y la ley nacional 26485, a través del abordaje integral que realiza la Red de Dispositivos de Atención a la Violencia Familiar y de Género, de Salud Publica.

Desde 2015 se trabaja con el protocolo de actuación, que se elaboró en el marco de la Red y fue aprobado por Resolución Ministerial Nº 2013/15. Este protocolo promueve el trabajo interdisciplinario como metodología de intervención, a fin de abordar de una manera integral la problemática de la violencia.

La tarea de abordaje se desarrolla en consultorios individuales y dispositivos grupales. En los consultorios individuales, se trabaja con duplas de psicólogos/as-trabajador/ra social. En los diferentes dispositivos se cuenta con sistema de turnos protegidos. Los objetivos de las intervenciones son: brindar apoyo; reducir la angustia y el desorden psíquico que se genera a partir de un hecho de violencia; reducir el peligro de muerte; vincular a la persona que sufre violencia con otros recursos de apoyo (equipo interdisciplinario, Juzgado, Policía y otros); realizar técnicas de primeros auxilios emocionales.


Se continúa promoviendo la creación de dispositivos de abordaje de varones​, a efectos de trabajar y ​modificar los patrones socioculturales que promueven la inequidad de género y en consecuencia las diferentes formas de maltrato.


En los dispositivos individuales y grupales de mujeres ​se reciben personas que sufren violencia, derivadas por oficios judiciales, situaciones de guardia, por demanda espontánea y/o derivación de otros profesionales. En los espacios se proponen encuentros donde se trabajan, en un primer momento, todos los aspectos generales tales como los tipos de violencia, el ciclo de la violencia, situaciones que tienen que ver con la autoestima, historia de vida. También se abordan la sexualidad, el deseo, la afectividad, el registro de las emociones en el cuerpo. Si las personas quieren y lo requieren, realizan espacios terapéuticos individuales con psicólogas/os. Se promueven talleres en la comunidad sobre violencia en el noviazgo, entre otras acciones. Es importante destacar que el contacto con estos dispositivos permite la articulación con otras instituciones en aspectos que no hacen a la salud de la persona bajo intervención.

En los ​dispositivos individuales y grupales de atención a varones se aborda la población de varones judicializados o que llegan por demanda espontánea, ​probation y/o captados por guardia y/o derivación de otros profesionales, con el fin de generar un espacio de abordaje psicoeducativo para la desaprensión de la conducta violenta y problematizar la construcción de la masculinidad. En los dispositivos se cuenta generalmente con dos espacios, un consultorio individual donde se realiza el proceso de admisión y se trabajan aspectos personales, como el hecho ocurrido que da lugar a la denuncia; historia de vida; medidas cautelares; tríada de la violencia; aspectos vinculados al ejercicio de la parentalidad; etc. Luego, si la persona presenta características de agrupabilidad, se la suma a un Taller de Masculinidades​, de modalidad grupal. En dicho espacio se abordan aspectos más generales, trabajando las diferentes masculinidades; los mandatos; el ciclo de la violencia; las consecuencias del ejercicio de la conducta violenta sobre ellos mismos, sobre las mujeres, los niños, las niñas y los otros varones.


Desde que se han habilitado este tipo de dispositivos, se incrementó en forma notable la asistencia de varones a espacios de salud, incorporando una perspectiva de género en salud y en la intervención con las violencias.


En el siguiente mapa podrás encontrar los efectores donde funcionan los diferentes dispositivos (click en la imágen para ampliar).


Y en el siguiente enlace podrás descargar el Protocolo de Abordaje SSPP de la Violencia Familiar 2016.

 Descargar (3.5 Mb)