Lactancia materna para evitar la deshidratación

Proteger a los más chiquitos de manera natural.

El gobierno de la provincia del Neuquén, a través del ministerio de Salud, brinda recomendaciones a las mamás que amamantan y a aquellas que donan leche al Banco de Leche Humana provincial.

Existe una recomendación general de sostener la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida y continuarla –junto a alimentación complementaria– hasta los dos años; pero en estos días de altas temperaturas, es bueno reforzar la hidratación de la mamá, como así también ofrecer al bebé la alimentación natural con mayor frecuencia.

La leche materna es un alimento fundamental para el desarrollo de los niños y en esta época del año es fundamental para prevenir la deshidratación de los lactantes.

Se recomienda que los niños sean amamantados exclusivamente hasta los seis meses de vida cumplidos y que, a partir de ese momento, comiencen a introducir alimentos en su dieta, sin abandonar este hábito saludable.

Durante el período de lactancia exclusiva, no es necesario ofrecerle al bebé líquidos extras, porque la leche materna contiene todo lo que necesita durante los primeros seis meses de vida.

También, y sobre todo en el verano, es importante que la mamá esté bien hidratada, con una buena alimentación y un descanso adecuado.

En los hospitales y centros de salud de la provincia hay consultorios de lactancia y muchas personas que trabajan en el tema y pueden orientar a la mamá y responder consultas al respecto.

Cuidados con la leche humana y el calor

Desde el Banco de Leche Humana de la Provincia del Neuquén, ubicado en el Hospital Cutral Co-Plaza Huincul, indicaron que la leche humana es muy sensible a los cambios de temperaturas  y por ese motivo es necesario tener un cuidado especial con la conservación de la misma.

Las mamás donantes deben tener en cuenta:

·         Destinar un sector específico, en la heladera, para el guardado de recipientes con leche humana extraída en domicilio.

·         Los recipientes deben ser totalmente herméticos para evitar ingreso de agentes contaminantes. Para su almacenaje elegir estantes altos –para evitar que sobre ellos se derrame líquidos, suciedad o restos de comida– y nunca ubicarlos en los estantes de las puertas, debido a que allí la temperatura es menor.

·         Mantener una correcta higiene del equipo, tanto en el interior como en el exterior.

·         Evitar abrir reiteradamente las puertas del freezer o heladera.

·         No sobrecargar los equipos para evitar la acumulación de hielo.

·         Siempre que sea posible, la leche humana se debe almacenar de inmediato.

·         La leche humana se puede conservar a -18°C durante un máximo de 15 días para donación; y durante tres meses para consumo del propio bebé.

·         Las donaciones deben ser transportadas en conservadoras limpias y sanitizadas con alcohol; por cada frasco de leche se utilizan tres partes de hielo de aproximadamente el mismo volumen que tiene el recipiente.

 

Cualquier mujer que esté amamantando o extrayéndose leche para su propio bebé, puede donar. Las interesadas pueden comunicarse al Banco de Leche Humana de la Provincia del Neuquén al teléfono (0299) 4962662 interno 3292 o vía correo electrónico a blhnqn@gmail.com.

Equipo de Comunicación