Consejos para cuidarnos de las altas temperaturas

Para protegerse del sol.

El gobierno de la provincia del Neuquén, a través del ministerio de Salud, recuerda algunas recomendaciones brindadas ante la llegada de altas temperaturas para poder disfrutar del sol. Es fundamental para protegernos tomar agua abundante, alimentarse en forma adecuada y reconocer un golpe de calor.

Para protegernos del sol 

  • Es fundamental no exponerse al sol entre las 10h. y las 16h. Durante el resto de la jornada, utilizar cremas protectoras; gorras o pañuelos para resguardar cabeza, ojos y orejas y ropa clara y fresca.
  • Recordar que hay que cuidarse de la radiación solar durante todo el año, ya que los rayos ultravioletas también nos afectan en los días nublados y de poca luminosidad.
  • Tener presente que los rayos solares se reflejan en el agua y la arena, por lo que es imprescindible contar con la protección adecuada.
  • En cuanto a las cremas protectoras, desde la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), recomiendan aplicar las cremas 30 minutos antes de exponerse al sol y renovar la aplicación del producto para mantener su efectividad, luego de: dos horas de exposición continua al sol, nadar, secarse con toalla después de practicar deportes o al salir del agua, hacer ejercicios físicos y transpirar en exceso.

Evitar la deshidratación 

  • Consumir abundante agua fresca e incluir una botella con agua en cada salida y/o actividad al aire libre, son claves para esta época del año.
  • Evitar consumir bebidas alcohólicas o con cafeína (gaseosas, té, café), dado a que dificultan la eliminación de líquidos.
  • Para los bebés, es muy favorable aumentar la frecuencia de la lactancia materna. 

Alimentación

  • Lavar y desinfectar frutas y verduras. Evitar la contaminación cruzada.
  • Prestar especial atención al vencimiento de los productos de origen animal.
  • Respetar la cadena de frío. 

Reconocer un golpe de calor

  • Tanto la temperatura corporal elevada, como la aceleración del pulso, el dolor de cabeza, la piel enrojecida, caliente y seca (sin sudor), y los mareos y náuseas son signos que pueden indicar un golpe de calor.
  • Si se observan alguno de estos síntomas se debe solicitar ayuda médica inmediata e implementar las siguientes acciones: llevar al afectado a un lugar fresco y a la sombra, y comenzar a enfriarle el cuerpo con agua para bajar la temperatura. 

Para activar el sistema de emergencias médicas, en caso de necesidad, se deben comunicar al número teléfono gratuito 107 y reportar la situación.

Equipo de Comunicación